28 feb. 2009

¿Sabia que Usted brilla?


¿Sabia que Usted brilla?
No en el sentido figurado, sino de verdad, realmente, físicamente nuestro cuerpo es energía y brillamos; nuestras manos desprenden luz, nuestra frente, nuestros pies y sobretodo nuestras uñas emiten energía luminosa. La energía, al aumentar la frecuencia vibratoria, desprende luz.
Nuestros chacras cuando estan equilibrados son como haces luminosos; nuestro aura desprende luz en función del nivel de la frecuencia vibratoria. En la medida que conectamos con los niveles más altos de conciencia, nuestros cuerpos sutiles aumentan de vibración y sube el tono lumínico. Cuando estamos enamorados, nuestros ojos brillan; si una persona produce reacciones positivas en el entorno decimos de ella que tiene mucha luz.
Los videntes, ven al ser humano envuelto en una especie de energía transparente, en forma de huevo lumínico, que es el aura y su brillo indica el nivel de vibración armónica de la persona. La diferencia entre una persona luminosa y otra oscura u opaca, o entre una sana y otra enferma, esta en el brillo de su aura. Según Santiago Boivisio, el aura de los grandes maestros espirituales en su paso por la Tierra tiene un radio vibratorio que abarca miles de kilómetros de distancia.Así pues, somos energía que vibra, y la vibración a determinada frecuencia emite luz.
Basándose en los resultados obtenidos, los científicos entienden que esa luz "es de tipo quimioluminiscente es decir, luminiscencia basada en reacciones químicas como ocurre en el caso las luciérnagas. ¡ genial ¡, ¿no?. A mi me parece fascinante esa realidad invisible, y entiendo que visto desde este ángulo, cuando las tendencias esotéricas dicen que venimos de la Luz y retornamos a ella estan en lo cierto, no es una alegoría.
La Ciencia que día a día se va acercando más a las corrientes filosóficas tradicionales, nos muestra como mediante los precisos aparatos de medición vibratoria de instrumental de nueva tecnología, puede no solo aceptar estas teorías, sino aportar mecanismos que ayuden a la recuperación de órganos dañados.

LA MEDICINA VIBRACIONAL
Cada órgano vibra a cierta frecuencia, sobre cierto ancho de banda y cuando sale de esa vibración enferma. La curación puede producirse mediante la aplicación energética que vibre a la frecuencia correcta para ese órgano; seria algo así como reinstalar una nueva "memoria" para ese computador interno humano.
Todos los órganos en si contienen la misma información genética y para cada grupo o bloque de células, hay un proceso mental de función/acción. Eso no significa que el conjunto de células que compone el órgano tenga una vibración diferente entre si, sino que más bien se agrupan dentro de un rango determinado de mínimos y máximos, fuera de los cuales se crea una desarmonia en la partitura vital del cuerpo y comienza el riesgo de manifestarse la enfermedad. Llamaremos “ancho de banda" al rango de frecuencia. Sin embargo los seres humanos no son clones, y sus órganos, aun siendo iguales en su forma y funciones mantienen diferencias implicadas por genes, ambiente, alimentación, y herencia kármica. Por eso somos tan parecidos en cuanto a los mismos componentes y tan diferentes debido a su "calidad", volumen, y concentración.
Si visualizáramos nuestro cuerpo interno con unos lentes ahumados imaginarios, encontraríamos cierto color verdoso en el hígado, y rojizo el bazo y azul-negro en los riñones y café los pulmones. En un grupo de humanos, las tonalidades variarían en saturación, pero conservarían el color.
Cuando el órgano se opaca, utilizaríamos la terapia que con su vibración, restaure el color y brillo. Las frecuencias vibratorias predeterminadas, pueden regenerar la vibración del órgano dañado y devolverlo a su estado original.
Así en medicina de las plantas, aplicaríamos las hierbas que por sus cualidades devuelvan al órgano afectado, el tono vibracional adecuado, que abarcaría, desde la dieta alimenticia que equilibre los fluidos orgánicos, pasando por la fitoterapia que limpie al órgano de las toxinas venenosas, e incluso practicando la alimentación por color, a fin de potenciar las cualidades de los órganos dañados.
Pero vamos mucho más allá. También podríamos reequilibrar el órgano mediante cualquiera de las terapias de la medicina vibracional, cuyo principio terapéutico consiste en devolver la memoria de la onda vibratoria al órgano, mediante la música, la aromaterapia, los elixires florales, repetición de mantras, o simplemente con meditación y como no orando.
Por otro lado, si alguien se empeñara en enviarnos vibraciones de cierto tipo, ya sean buenas o malas, nos afectará aun cuando nosotros lo neguemos, e incluso lo ignoremos.En la mayoría de los casos, lo que se envía es emoción (deseos limitativos), pero no olvidemos que cada emoción esta vinculada a un órgano, y las vibraciones emitidas en los pensamientos dañinos, afectará al aura de la persona llegando incluso a enfermar, en cualquiera o todas sus partes. Eso es Indudable.
La medicina vibracional que propondríamos aplicar en este caso , seria la Radiónica tema del que nos ocuparemos hoy en particular.

LA CIENCIA DE LAS VIBRACIONES
¿Seria posible que un pensamiento, una oración, una manipulación, proyectada a miles de kilómetros haga efecto sobre determinada persona?.Absolutamente posible, ya que la materia que nos rodea no es más que la imagen en relieve de una realidad fundamental, hecha únicamente de ondas de frecuencias. Esto significa que no hay diferenciación y que ambos planos, material y espiritual, estan formados por las mismas ondas, con diferente vibración. Es decir, a mayor densidad, menor vibración y mas posibilidad de ser de percibida por el ojo humano.
Esa técnica, capaz de transmitir la onda mental de un lugar a otro, produciendo una somatización o una alteración en las condiciones de la materia, y que en la antigüedad era definida como magia, ha pasado a ser en nuestros días, la ciencia de las Vibraciones, y se llama Radiónica.
Precisamos de nuevas formas de curación sutil y profunda, que colaboren con el resto de sus hermanas la medicinas vibracionales, oficiales o no oficiales, que llegue a la raíz misma del Ser y su proceso de regeneración del equilibrio corporal; técnicas que puedan restaurar la armonía integral cuerpo-mente sin necesidad de drogas toxicas, cuyos efectos son mas perjudiciales que beneficiosos sobre el organismo. En los comienzos del siglo XXI, se impone definitivamente una sanación holistica que colabore con el sistema inmunológico y le potencie la alegria de vivir, y lo libere de culpas adquiridas por pautas educacionales, de conductas o ambientales. Debemos comenzar por trabajar sobre cuerpos sutiles, nadis y centros vitales, para frenar el avance de posibles lesiones irreversibles, recuperando la energía vital en los centros afectados, y elevando de esta forma el nivel vibratorio del ser humano.Esa es la medicina de futuro, que se origino en un pasado y que deberíamos asumir en nuestro presente si queremos dejar a nuestros hijos un mundo mas armonioso y saludable.
Dentro del campo holístico de la medicina integral, un buen profesional en radiónica debería ser capaz de trabajar con electromagnetismo, medicina alquímica, Control Mental, Cabala, Astrología, Bioenergética y Esoterismo. Utilizaría practicas chamánicas, instrumental mágico, y arquetipos místicos, todo ello condimentado con una buena higiene mental, grandes dosis de fe y una mente abierta capaz de cambiar pautas, modificar esquemas y aceptar retos desconocidos.
Es evidente que todas estas cualidades reunidas en un solo ser humano, seria difícil de encontrar, por lo que aquí entra en juego la alta tecnología científica, que con un instrumental sumamente sofisticado, puede, no solo medir las ondas de frecuencia vibracional que se necesitan para devolver el equilibrio al sujeto dañado, sino aplicarlas y mantener el mismo rango de frecuencia durante el tiempo necesario, para lograr el resultado deseado sobre el sujeto aplicado.
Antiguamente, los curanderos y sanadores, magos y chamanes usaban muñecos fabricados con material del sujeto a fin de convertirlo en testigo-reflejo y aplicar las técnicas sanadoras en el.Hoy en día se usa el Quantec, la maquina mas revolucionaria de la tecnología Radiónica, que actúa de muñeco-reflejo y sana al individuo por muchos miles de kilómetros de distancia en que se encuentren ambos.

¿QUE ES LA RADIONICA?
La Radiónica la inició un distinguido médico americano, el Dr. Albert Abrams, de San Francisco (1863-1924), que descubrió que se podían producir modificaciones en las patologías e incluso sanaciones radicales utilizando circuitos y aparatos que permitieran realizar mediciones y emisiones a distancia, utilizando como nexos de unión simples muestras de los pacientes a tratar. Esta práctica ha sido desarrollada por numerosos investigadores y exponentes, en todo el mundo. Así nació la Radiónica.
Este un método de curación a distancia del paciente por medio de un instrumento especial, utilizando la facultad PSI del operador o facultativo, supera con mucho las previsiones de medicina quántica que nos hubiéramos podido plantear a futuro, 200 años atrás. Un Radiónico competentemente entrenado, puede descubrir la causa de la enfermedad en cualquier sistema viviente, ya sea un ser humano, una planta, un animal o incluso la misma tierra. Puede disponer de energías terapéuticas adecuadas para ayudar a restaurar la salud óptima en el paciente o equilibrar el subsuelo, hortalizas, plantas, árboles y eliminar plagas sin pesticidas peligrosos para la salud, desde su propia casa.
Leonardo Olaizabal del El Centro de Radiónica Darjeeling (España) dice: “…La Radiónica no es una medicina en el sentido clásico de tomar fármacos y ya está, sino una curación por “vibración multidimensional Célula-Mente”. Tampoco es una Medicina Alternativa, sino aliada de la medicina oficial. Es la Ciencia Psicoenergética y Mental, que busca diagnosticar y curar a distancia del paciente. Se utilizan unos instrumentos realizados para tal fin y se procede a la emisión de “patrones de energía” que representan los diferentes remedios, ya sean homeopáticos, de color, plantas u oligoementos, piedras o gemas, sales o flores, mantras o comandos. Y como ya se ha dicho, para hacer operativo el tratamiento radiónico es preciso que la persona que va a ser tratada, esté dispuesta a dejar una muestra de su cabello sujeta a una etiqueta de papel con su nombre. A partir de aquí, la Ley de Resonancia Biológica y el Principio Holográfico, permiten el elevado arte de curar o restituir al paciente de la “energía” que necesita para encarar la vida correctamente”. Verdaderamente, como Medicina Complementaria y Energética o Vibracional, es la más elevada Curación Espiritual, y mucho más científica que ciertos métodos que se han popularizado actualmente más por el fondo comercial que por el hecho de curar. Las terapias que se aplican a un paciente, no deben estar basadas solamente en un acto de fe, sino que hay que hacer lo posible por medir y cuantificar el grado de curación que se ha dispensado en un momento dado. Todo es mesurable, y la Radiestesia o El Arte del Péndulo, junto con la Kinesiología, lo hacen posible”.

¿COMO ACTUA LA RADIONICA?
Se habla de la Radiónica como medicina pero no lo es. A pesar del considerable número de investigadores, médicos y terapeutas que la utilizan habitualmente como medio de sanación, ya sea mediante aparatos radiónicos o utilizando los métodos tradicionales como sistema para lograr el deseo proyectado, la radiónica, no es medicina en tanto y cuanto no actúa sobre cuerpo físico, aplicando tratamientos clínicos, ni diagnostica enfermedades; su campo de acción se centra en modificar las energías sutiles, campo que si bien la medicina oficial aun no ha reconocido, ciertamente influyen sobre el cuerpo físico colaborando en el correcto funcionamiento de cualquier organismo.No vamos a dar toda una serie de detalles complejos del funcionamiento de esta terapia pero si los puntos esenciales para su comprensión a fin de entender la respuesta de los aparatos radiónicos en los tratamientos que veremos posteriomente.Para comenzar fijando bases, diremos que como ya hemos visto en la ley de la Vibración hermética, sabemos que cualquier objeto existente en el universo es susceptible de ser catalogado con una frecuencia vibratoria cuyo rango oscilaría entre unos baremos que determinan el equilibrio del objeto.Un instrumento radionico podría darnos un rango vibratorio optimo ideal para una persona de por ejemplo 43-55-11. El rango real seria otro no superior a ese y el de cualquier órgano con problemas seria otro de rango muy inferior cuyos datos los que lo detectaría la maquina.El conjunto de las partes componentes de una persona darían la suma del rango real. Para equilibrar cualquiera de las partes afectadas, la maquina marcaría el rango óptimo de frecuencia necesario a fin de restablecer la armonía.Para poder realizar mediciones, no se precisa más que una muestra de la persona que se esté tratando, como por ejemplo: un cabello, una gota de saliva o algún otro elemento como una porción de uña. El aparato radiónico, mediante sus circuitos internos conecta ambos ratios o medidas entre sí. A partir de entonces comienza un proceso de aproximación paulatina entre el estado de salud actual y el estado de salud ideal de ese órgano dañado. A veces el proceso tarda horas y otras se amplia a días o a semanas dependiendo del tipo de dolencia. En el momento en que ocurra el equilibrio proyectado, la sanación estará completa o se producirá de forma inminente.La Radiónica no sólo identifica vibraciones relativas a los cuerpos, sino que también puede servir para identificar, designar, potenciar y emitir pensamiento–forma.De la misma manera que para el órgano dañado podíamos definir un ratio, mediante unos números determinados, podemos hallar ratios para lo que serían conceptos. Es decir, podríamos identificar mediante los potenciómetros de una máquina Radiónica cuales serían los números que designarían algo como “obtener una mejor calidad de vida mediante trabajo laboral o magnetismo personal, o cualquier otro deseo de tipo personal. Parece de cuento pero a veces la realidad supera la ficción, y el resultado puede dejarnos absolutamente sorprendidos. A partir de ahí comprenderemos que los campos de aplicación de la Ciencia de la Vibraciones, cubren un amplísimo radio de acción; tantos como la imaginación dicte, y la magia de la vida lo permita.

No hay comentarios:

Publicar un comentario